domingo, 3 de enero de 2010

Hasta el moño, con C.

No ha habido tregua, como si fuera queriendo, ha escampado los días en que no tocaba vender y ha llovido a mares los días clave, estamos (estoy ) desesperada, se han perdido las ventas que nos levantan, si no para todo el año, para un par de meses ó tres, los más afortunados.
Como si de una venganza se tratara, la naturaleza no ha querido contribuir a que nos levantemos un poco, hemos llegado a duras penas a este calendario de fechas desde todo el año atrás para nada.
No tengo más ganas de pelear por tirar de mi vida.